Alcachofas guisadas al estilo del Bar Juanito

Ya están aquí las primeras Alcachofas de la temporada en los mercados y no nos hemos podido resistir. Así que hemos pensado que es la ocasión ideal para cocinar unas ricas alcachofas en salsa, muy sencillas de preparar. Tenemos diferentes recetas en nuestro Blog cocinadas con esta rica verdura de temporada y os animamos a que las descubráis con nosotras. Pero en esta ocasión, y rindiendo homenaje a un restaurante estrella en la ciudad de Jerez, el Bar Juanito, un cásico de la cocina Jerezana, vamos a cocinar las Alcachofas al estilo de este establecimiento. Según nos cuentan los amigos del portal gastronómico Cosas de Comé, en la década de los 40, del siglo XX, se servía por primera vez, en la calle Yebra de Jerez, la primera tapa de las que se convertirían luego en una de las tapas insignias de la ciudad, las alcachofas del Bar Juanito. Con varios premios a sus espaldas la fórmula continúa con la personalidad que le diera Faustino Rodríguez, el hijo del fundador del Bar Juanito. La receta de estas ricas alcachofas en salsa como las cocinan en Bar Juanito, pertenece a Faustino Rodríguez, que perfeccionó la receta de su padre y fundador del Bar Juanito, Juan Rodríguez, quién a su vez, y como anécdota, la aprendió de una mujer que acudía todos los días a limpiar el primer bar Juanito en la calle Yebra. La receta, perfeccionada por Faustino, se mantiene intacta en el bar y además el plato también se comercializa ya preparado. La verdad es que estas Alcachofas en Salsa siempre nos encantaron y cada vez que pasamos por esta zona de Jerez, entramos para comernos unas alcachofas. Pero antes de compartir la receta os vamos a contar algunos detalles sobre la Alcachofa, esta verdura tan rica y tan de esta temporada de invierno. La alcachofa es una verdura con un bajo contenido calórico, ya que solo contiene 40/50 calorías, y es por esto que forma parte de muchos regímenes de adelgazamiento e incluso se puede llevar a cabo la famosa dieta de la alcachofa ;-) . Una de las principales virtudes de la alcachofa es que se trata de un alimento diurético, es decir, ayuda a eliminar toxinas y especialmente el ácido úrico y consigue evitar así la retención de líquidos. Gracias a su aporte de potasio, las alcachofas son altamente recomendables para bajar el ácido úrico o tratar afecciones como la gota, la artritis y demás patologías reumáticas. Asimismo, destaca por el hecho de proporcionar ácidos para reducir los niveles de colesterol en la sangre, así como disminuye la presión arterial. De este modo, el consumo de alcachofas -ya sea incorporándolas en la dieta, a modo de infusión o en cápsulas- beneficiará a las personas con problemas de este tipo. Por otro lado, la alcachofa también va bien para los problemas digestivos y metabólicos, por tratarse de un alimento depurativo que regulariza el intestino y fortalece el sistema inmunitario. Tampoco podemos olvidar el hecho de que las alcachofas estimulan la producción de bilis y resultan un gran productor para el hígado, por lo que será apropiada para las enfermedades hepáticas. Y compartimos ya la receta que estamos seguras de que os va a gustar tanto como a nosotras. Es la primera vez que la cocinamos de esta manera y nos ha encantado. De hecho, vamos a repetir muy prontito.


Ingredientes

  • 8 Alcachofas
  • 2 cebolletas
  • 3 dientes de ajo
  • 10 gramos de pan rallado
  • 125 aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta molida
  • Perejil

MODO DE PREPARACIÓN:

  • Comenzamos pelando y cortando las alcachofas, dejando solamente los corazones. Las introducimos en un bol con agua y zumo de limón para que no se oxiden.
  • Seguidamente cortamos la cebolla y el ajo en daditos.
  • Vamos a poner en una olla las alcachofas, las cebolletas y el ajo y añadimos agua hasta cubrir.
  • Añadimos el pan rallado, el aceite y el perejil, y dejamos cocinar a fuego lento durante aproximadamente unos 20 minutos.
  • Cuando empiece a hervir las salpimentamos y seguimos cocinando unos minutos más.

Y vamos a servir a la mesa bien caliente. Y como consejito, también le vendría muy bien añadirle unos taquitos de jamón ibérico.

Ya veréis que ricas y tiernas y la salsa queda espesita y está para mojar vuestro pan favorito. Esperamos que las disfrutéis mucho y no olvidéis echar un buen ojito a nuestro Blog y a todas las recetas que tenemos con esta verdura de temporada, que sin duda es nuestra favorita.