Flan de manzana asada a la canela con nata montada

Hoy os hemos preparado un postrecito muy dulce, este rico Flan de Manzana asada con canela y acompañado de nata montada, muyyyyy rico y muyyyyy sencillo de preparar, como vais a comprobar a continuación. Y como ya es habitual en nuestras recetas, queremos dar algunas pinceladas sobre el ingrediente estrella de esta receta, la Manzana. Todos hemos escuchado alguna vez la expresión, Una manzana al Día mantiene lejos al médico :-) Las manzanas han sido apreciadas durante siglos debido a los múltiples beneficios que proporcionan a la salud. Todos los recientes estudios realizados indican que realmente la manzana posee una cantidad innumerable de propiedades benéficas. Entre las propiedades de la manzana se puede mencionar su gran concentración de antioxidantes Comer una manzana reduce los niveles de bacterias dentro de la boca. Otra de las propiedades de la manzana son los flavonoides, que reducen el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer. Una de las características que hacen a la manzana una fruta tan nutritiva es su gran cantidad de fibra dietética. Una manzana de tamaño promedio proporciona casi el 15% de la cantidad de fibra que nuestro cuerpo requiere a diario. Es bien sabido que la fibra puede ayudar a aliviar los padecimientos de diarrea, estreñimiento, dolor y distensión abdominal. La fibra de la manzana también puede controlar las hemorroides. Las hemorroides son venas inflamadas en el ano que si bien no indican ningún riesgo grave, pueden ser muy dolorosas. Algo fundamental en el control de este padecimiento es evitar el estreñimiento, por lo tanto la fibra puede facilitar el proceso al ir al baño, y con ello, aliviar las hemorroides. Aunque, la fibra no solamente beneficia al sistema digestivo. Las dietas con altos niveles de fibra han mostrado tener un impacto importante en reducir el colesterol maligno. Los antioxidantes ofrecen diversos beneficios para la salud. En un estudio enfocado a la cantidad de antioxidantes de 100 alimentos distintos, dos tipos de manzanas, la Red Delicious y la Granny Smith, obtuvieron el 12º y 13º lugar con mayor cantidad de antioxidantes, respectivamente. Los antioxidantes son compuestos que ayudan a combatir enfermedades. Una parte de estos antioxidantes en la manzana es proporcionado por la vitamina C, de la cual, las manzanas poseen aproximadamente el 15% de la ingesta diaria recomendada. Los antioxidantes pueden propiciar una buena salud cardiaca, retardar los efectos de la edad, mejorar el sistema inmune, ayudar al cuerpo a recuperarse de heridas y lesiones, evitar que se formen radicales libres que destruyen a las células y que pueden conducir a desarrollar cáncer y otras enfermedades crónicas, entre otros beneficios. (Fuente: salud.ellasabe.com). Y compartimos ya esta receta tan dulce, que esperamos que os guste mucho:


Ingredientes

  • 4 manzanas
  • 5 huevos
  • 1/4 de leche condensada
  • 1/2 litro de leche
  • 1 vasito de vino tintilla de Rota
  • 1 cucharadita de canela
  • 3 cucharadas de azúcar morena
  • 1 dl de nata para montar
  • Para el caramelo:
  • 100 grs. de azúcar

MODO DE PREPARACIÓN:


* Para comenzar vamos a precalentar el horno a 180º
* Mientras vamos a poner el azúcar en un cazo, añadimos las dos cucharadas de agua y cocemos a fuego suave hasta obtener un caramelo oscuro.
* Lo vertemos en una flanera, moviéndola para que se extienda bien por todas partes
* Pelamos las manzanas y las cortamos a gajos, retirando el corazón.
* Las pasamos a una fuente refractaria y agregamos el vino, el azúcar moreno y la canela.
* Horneamos durante 35 minutos.
* Reservamos unos gajos de manzana y colocamos el resto en el vaso de la batidora. Lo trituramos hasta obtener un puré homogéneo.
* Cascamos los huevos en un cuenco, los batimos y los mezclamos con el puré de manzana.
* Añadimos la leche condensada y la leche, y removemos hasta incorporarlas.
* Vertemos la mezcla en la flanera y ponemos esta en una fuente refractaria con un fondo de agua caliente.
* Cocemos el flan en el horno a 170º durante unos 50 minutos hasta que se cuaje (*).
* Lo retiramos y esperamos a que se enfríe en el baño maría y lo dejamos en la nevera hasta el día siguiente.
* Montamos la nata que debe estar muy fría, mejor con unas varillas eléctricas.
* Desmoldamos el flan con cuidado en una fuente y lo vamos a servir decorado con los gajos de manzana reservados y con unos rosetones de nata.

(*) para comprobar el punto de cocción introducimos una brocheta en el flan. Si sale seco es que está cuajado. De lo contrario lo horneamos durante unos minutos más.

Buena noche a todos y que descanséis :-)