Pastel de Alcachofas

Hoy vamos a comentar las propiedades nutricionales de la alcachofa ó alcaucil, que no son pocas :-) Las alcachofas son ricas en hierro, en fibra y vitaminas por lo que su consumo también es recomendado. La alcachofa ha sido de siempre un alimento muy apreciado. Se sabe que los griegos y los romanos ya la consumían. Durante la Edad Media se introdujo en Inglaterra de la mano del rey Enrique VII, cruzando posteriormente el Canal y convirtiendo a Catalina de Médici en una de sus más fervientes consumidoras. Por aquellos tiempos se creía que la alcachofa era afrodisiaca y que no era bueno consumirla en demasía. La alcachofa era consideraba, debido a su alto precio, una comida de ricos. La alcachofa tan solo contiene de 40 a 50 calorias, razón por la que se emplea a menudo en dietas de adelgazamiento. Además nos proporciona vitaminas A, B6, calcio, fósforo, magnesio, potasio, sodio, hierro, hidratos de carbono, así como proteínas y glúcidos que se transforman en azúcar, o lo que es lo mismo, en energía. Entre las propiedades más destacables de la alcachofa está la protección que ofrece al hígado, así como la recuperación en caso de enfermedades hepáticas, como la cirrosis o la hepatitis. También favorece la función biliar, y sus ácidos reducen el nivel de colesterol en la sangre. Igualmente disminuye la presión arterial y previene la aparición de la arterosclerosis. La alcachofa reduce el nivel de azúcar en la sangre, propiedad que la convierte en un alimento que ayuda a combatir la diabetes. La alcachofa posee cualidades diuréticas, ayudando a la eliminación de líquidos del cuerpo, razón por la que resulta interesante en los casos de obesidad y para cualquier tipo de afección donde convenga la eliminación de agua y, por consiguiente, de toxinas, en especial en lo que se refiere al ácido úrico. La alcachofa, pues, está indicada en dolencias como la gota, la artritis o enfermedades hepáticas y circulatorias. Y aquí tenéis ya la super receta:


Ingredientes

  • 250 grs. de corazones de alcachofas
  • 1 cebolla
  • 8 dientes de ajo
  • 1 Kg. de patatas cocidas
  • 150 g. de queso crema para untar
  • 1 cuña de queso para rallar
  • ½ Kg. de lonchas de bacón
  • 1 copa de Manzanilla
  • 1 vaso de caldo de carne
  • 3 huevos
  • Yerbabuena
  • 1 cucharada de Harina

MODO DE PREPARACIÓN:

* Pelamos las patatas cocidas, ya frías, las troceamos y las aplastamos con ayuda de un tenedor.
* Precalentamos el horno a 180º
* Agregar 3 huevos batidos, el queso crema, un poco de queso rallado y salpimentamos. Cubrimos con papel film y reservamos.
* Como aún no es la época vamos a usar corazones de alcachofas congelados. Los hervimos y los añadimos a una sartén con aceite y con un par de dientes de ajo picados. Rehogamos bien y reservamos
* En la misma sartén añadimos un poco más de aceite y añadimos otros dos dientes de ajo picados. Vamos a sofreir los champiñones frescos troceados (en su defecto, usaremos champiñones enteros de lata) y reservamos
* Cubrimos un molde rectangular con las lonchas de bacon, tipo doble hoja de un libro, para luego poder envolver el pastel
* Primero vamos a colocar sobre el bacon una capa de patatas y queso, a continuación una capa de alcachofas
* Seguidamente vamos a colocar otra capa de patatas y queso y otra encima de los champiñones al ajillo.
* Y por último vamos a cubrir con una capa final de patatas y queso y cerramos el pastel con las láminas de bacon.
* Vamos a introducir en el horno a una temperatura de 180º durante 40 minutos.
* Para preparar la salsa vamos a rehogar, en aceite de oliva virgen extra, una cebolla picada y 4 dientes de ajo laminados. Incorporamos una cucharadita de harina y, acto seguido, la copa de Manzanilla y el vaso de caldo de carne. Probamos de sal, añadir un poco de yerbabuena y dejar hervir unos minutos. Retiramos del fuego, extraemos las hojas de yerbabuena y trituramos la salsa para hacerla más fina
 
Para emplatar vamos a colocar una cama de salsa calentita y encima le colocamos una porción del pastel templado. Y fijaos que buena pinta tiene y ya veréis que sabor.