Pollo en Salsa y Patatas rehogadas

Hoy tenemos receta doble, Pollo en salsa y como guarnición Patatas rehogadaS. La carne de pollo tiene muchas propiedades. Investigando un poco sobre esta carne tan rica y tan versátil, ya que va tan bien con lo que la queramos preparar (curry, salsas, arroces, con pasta, etc.), hemos podido saber que contiene vitamina B12. Este nutriente tiene un alto impacto sobre el sistema inmunológico específicamente sobre los glóbulos rojos, ayudando a prevenir enfermedades como la anemia. Asimismo, dentro del aporte nutricional de la carne de pollo se destaca la presencia de ácido fólico y de vitamina B3. Adicionalmente, esta carne es fuente de fósforo y potasio. En la etapa de crecimiento (niños, adolescentes) y en el embarazo, se necesita aumentar la ingesta de proteínas y hierro. Ante ello, la carne de pollo puede ayudar a mejorar el consumo de proteínas de alto valor biológico, y sus vísceras, ayudan a aumentar el nivel de vitaminas y minerales. Y en cuanto a las patatas, son un alimento muy energético por su alto contenido en carbohidratos (unos 26 gramos en un tubérculo mediano). La mayor parte de sus carbohidratos son almidón. Una parte de este almidón no se digiere bien y tiene los mismos efectos beneficiosos que la fibra alimentaria, como proteger del cáncer de colon y disminuir las concentraciones de colesterol y triglicéridos en sangre. Comer una patata mediana con piel aporta cerca de la mitad de la ingesta diaria recomendada de vitamina C, y una quinta parte del valor recomendado diario de potasio, una décima parte de la ingesta diaria adecuada de vitamina B6 y algo de tiamina, riboflavina, niacina, magnesio, fósforo, hierro y zinc. Y aquí tenéis ya ambas recetas !! Qué ricas y... muy fáciles de cocinar :-) !!


Ingredientes

  • 1 Pollo troceado
  • 125 ml. de aceite de oliva suave
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 1 rebanada de pan
  • 15 almendras crudas
  • 1 ramito de perejil
  • 125 ml. de vino blanco Fino ó Manzanilla
  • 125 ml. de agua
  • 2 hojas de laurel
  • Sal
  • Pimienta
  • Para la guarnición:
  • 3 patatas
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 125 ml. de aceite de oliva suave
  • Romero y Tomillo
  • Sal y Pimienta
  • Aceite de Oliva
MODO DE PREPARACIÓN:
* Lavamos bien el pollo, secamos y salpimentamos.
* En una olla baja ponemos el aceite y comenzamos a cocinar. Añadimos el pollo y salteamos hasta dorar. Apartamos.
* En esa olla doramos los ajos enteros y apartamos
* Cortamos la cebolla en juliana, y de nuevo en la misma olla, la salteamos y apartamos
* Seguidamente freímos de manera separada el pan, las almendras y el perejil y también reservamos
* En un vaso para batidora ponemos todos los ingredientes (ajo, cebolla, pan, almendras y perejil) más el vino y trituramos para obtener una salsa.
* En la misma olla ponemos el pollo, calentamos y le añadimos la salsa por encima 
* Le añadimos el agua y removemos, dejando cocinar a fuego lento durante 30 minutos para que liguen bien la salsa con el pollo y hasta que éste se ponga tierno.
 
PARA PREPARAR LA GUARNICIÓN:
* En una sartén añadimos el aceite y comenzamos a freir, el ajo picado y la cebolla cortada a juliana.
* Cuando estén pochadas, añadimos las patatas cortadas de medio centímetro de grosor, removemos y seguimos cocinando a fuego lento.
* Le agregamos el romero, el tomillo, y salpimentamos. Removemos bien para que se mezclen los sabores.
* Y las vamos a terminar de cocinar en el horno precalentado a 180 grados durante unos quince minutos más. Pinchamos antes de apartar y si aun no etán tiernas lesvamos a dar unos minutos más de cocción.
* Apartamos y las servimos como guarnición con el pollo guisado.
 
Y ya os dejamos en la cocina y os deseamos que paséis muy buen día y mejor fin de semana que ya está a la vuelta de la esquina.