Potaje de Vigilia con Majaito

Estamos ya en Semana Santa y por ello volvemos a la cocina para preparar un plato muy típico para estas fechas: el potaje de vigilia. El resultado final ha sido muy bueno. Este guiso está riquísimo, además de ser muy sencillo de preparar. Hemos seguido en esta ocasión la receta de nuestro amigo el Cocinero Enrique Sánchez, del popular programa de cocina Cómetelo de Canal Sur, que a diferencia de nuestra receta de casa, le añade un majaito muy rico que le da un sabor espectacular. Y antes de compartir la receta, os contamos algunos detallitos de esta receta tan popular en estas fechas. Este potaje debió de nacer en el medioevo, cuando se extendió por España el consumo de bacalao en salazón. Desde el siglo XV fue tan frecuente en la despensa de conventos y abadías que llegó a tomar el nombre de abadejo. Si se hizo más popular que otros pescados fueron sobre todo a que salado duraba años, y podía resistir largos viajes por tierra y mar. Es uno de los platos más arraigados en la gastronomía nacional de la Semana Santa, es una receta que se ha servido tradicionalmente los viernes de Cuaresma, debido a la prohibición religiosa de no poder comer carne durante este periodo, y este plato contiene como aporte proteínico el bacalao. El bacalao es un pescado blanco y, por tanto, posee un bajo contenido graso. Almacena sus reservas de grasa preferentemente en el hígado, empleado para la fabricación de aceite de pescado. Su carne es rica en proteínas de alto valor biológico y además posee una amplia variedad de vitaminas y minerales. Entre las vitaminas destacan las del grupo B, principalmente B1, B2, B6 y B9. Todas ellas poseen importantes funciones y permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos, es decir, hidratos de carbono, grasas y proteínas. Además intervienen en procesos de gran trascendencia en el organismo como la formación de glóbulos rojos, la síntesis de material genético, el funcionamiento del sistema nervioso... Y después de conocer las propiedades de este pescado, protagonista junto con las espinacas de este rico guiso de hoy, vamos ya con la receta:


Ingredientes

  • ½ kilo de garbanzos
  • ½ kilo de bacalao desalado
  • ½ kilo de espinacas frescas
  • 2 patatas
  • 1 zanahoria
  • 2 cebollas
  • 3 tomates
  • 20 almendras crudas
  • 4 dientes de ajo
  • 4 rebanadas de pan
  • Laurel
  • Comino Molido
  • Pimentón dulce de la Vera “VegaCáceres”
  • Azafrán en hebras
  • 3 huevos
  • Perejil
  • Aceite de Oliva virgen extra
  • sal

MODO DE PREPARACIÓN

  • En una olla con agua caliente vamos a verter los garbanzos, que hemos tenido en remojo desde la noche antes, junto con la cebolla, la zanahoria pelada y las hojas de laurel.
  • A continuación vamos a freír en una sartén con aceite de oliva las almendras, los ajos enteros y machacados, y las rebanadas de pan. Vamos a apartar y reservar.
  • Picamos la otra cebolla, y la vamos a rehogar en el aceite anterior.
  • Incorporamos una cucharada de Pimentón de la Vera “VegaCáceres” y los tomates troceados y dejamos sofreír hasta que el tomate esté frito.
  • Cuando el tomate esté bien frito, lo vertemos sobre la cacerola de los garbanzos junto con las espinacas y las patatas peladas y cortadas en trozos pequeños
  • Por otro lado, vamos a cocer tres huevos en agua hirviendo con sal durante 12 minutos. Apartamos y dejamos enfriar.
  • Y finalmente vamos a preparar un majaito. Ponemos en una jarra la zanahoria y la cebolla cocidas, y un poco de caldo del potaje. Añadimos los ajos fritos sin piel, las cuatro rebanadas de pan, las almendras, unas hebras de azafrán, una cucharada de comino y un manojito de perejil.
  • Batimos todo y vertemos este majaito en el guiso.
  • Dejamos hervir a fuego medio hasta que los garbanzos estén tiernos.
  • Y llegado este momento, añadimos el bacalao a tiras, mezclamos y apagamos ya el fuego y ya con este calor residual se va a cocinar y va a espesar nuestro guiso.
  • Probamos y rectificamos de sal
  • Y vamos a emplatar nuestro guiso y lo vamos a decorar con el huevo duro cortado a gajos.

Y listos para disfrutar a la mesa con la familia y con los amigos. Ya veréis que rico y que sabroso J Seguro que os va a encantar.

Feliz semana Santa a todos y que disfrutéis muchísimo.