Sopa de Cebolla

Suponemos que ya estaréis disfrutando de el super fin de semana y nos alegramos mucho. Hoy Sábado queremos compartir una rica receta que a mis padres le gusta mucho, la Sopa de Cebolla. Y digo a ellos porque os tengo que confesar que no me gusta la cebola :-(ohhhh Y pensaréis, si todo se cocina con cebolla. Y tenéis razón :-) De hecho yo también cocino con cebolla, pero muyyyy picadita :-) En cambio me apasiona el ajo :-). Pero bueno, me dice mi madre que esta sopa está riquísima y por lo tanto la hemos preparado y la queremos compartir con vosotros. Según nos cuenta Wikipedia, es una sopa antiquísima (se conservó la tradición medieval de verterla sobre una rebanada de pan), y es probable que existiera en otros países europeos. Aparece en la edición más antigua del libro de cocina del siglo XIV, llamado Le viandier, de Taillevent, conservado en la Biblioteca Nacional de Francia. La costumbre de añadirle queso rallado es, lógicamente, muy posterior. Era un plato humilde elaborado con ingredientes 'sencillos', a veces identificado con las épocas de hambruna. Esta sopa ganó su fama en el siglo XIX, cuando se extendió en París la costumbre de tomar algo caliente en los pocos sitios abiertos a altas horas de la madrugada, las tabernas y restaurantes que rodeaban las Halles de París, el mercado central de abastos. La sopa de cebolla pasó de ser la sopa que tomaban los trabajadores del mercado a ser también un tentempié para noctámbulos. En la segunda mitad del siglo XX las Halles fueron derribadas, pero la tradición no sólo se mantuvo en ese barrio parisino sino que se extendió y se incorporó en las costumbres de los franceses de todo el país. Y vamos ya con nuestra receta de hoy, que además apetece degustar con este tiempo tan frío e invernal :-):


Ingredientes

  • 25 grs. de mantequilla
  • 3 cebollas
  • 1 litro de caldo de ave
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • pimienta negra molida
  • 1 chorreón de brandy
  • queso rallado para gratinar
  • 1 pieza de pan de ayer

MODO DE PREPARACIÓN:


* Para comenzar vamos a cortar las cebollas en juliana y el pan en rodajas.
* Tostamos el pan y calentamos el caldo.
* En la cazuela de barro ponemos el aceite y la mantequilla al fuego y vamos a freír la cebolla a fuego lento de 15 a 20 minutos, para que se hagan pero que no se doren. Le agregamos el brandy y dejamos cocinar.
* Le agregamos el pan tosdadito, y a continuación el caldo calentito y por encima le añadimos el queso para gratinar y lo vamos a meter en el horno durante 15 minutos

Y lista esta rica sopa de cebolla para emplatar y servir a la mesa :-)